El papel de los abogados en accidentes de coche

Al producirse un accidente de coche, suele suceder que existen circunstancias en las cuales los conductores tienen derecho a reclamar alguna indemnización si estos han sufrido algún perjuicio por causa del mismo.

Por lo tanto, en estas situaciones, lo más recomendable es que las personas que han sido afectadas, como las que fueron las responsables, soliciten los servicios de un abogado como el despacho de abogados en Barcelona Vbbabogados, especializado en este tipo de situaciones, quien le brindará la asesoría necesaria en diversos aspectos en torno a los cuales estas no tengan el debido conocimiento que se requiere para darles una solución que sea viable.

Estos profesionales son los indicados para asesorar a la víctima en torno a la forma en la que se debe llevar a cabo una serie de procesos tales como la notificación del siniestro a la compañía de seguros a la que se encuentre adscrito el vehículo, los médicos especialistas a los que debe recurrir y cómo canalizar el pago de estos servicios médicos en la respectiva indemnización.

Además, si se trata del conductor que ha sido responsable, también podrán guiarlos en el proceso del pago de la indemnización que le sea reclamada por la víctima del accidente automovilístico.

¿Para qué sirven los abogados cuando se produce un accidente de coche?

Principalmente, los abogados brindan la asesoría especializada cuando se ha producido un siniestro, encargándose de algunos aspectos como los siguientes:

  • Qué debe hacerse en el caso de que exista la posibilidad de que la víctima sea despedida en su trabajo, así como si requiere de un permiso temporal debido al accidente que sufrió.

 

  • Asesoría acerca de las clínicas que tengan convenios con la asegurada del vehículo, para que la víctima pueda recibir el debido tratamiento fisioterapéutico en el caso de que así lo requiera.

 

  • Cómo debe notificarse a la Guardia Civil o al Atestado de la policía acerca del accidente ocurrido y la forma en la que este sucedió.

 

  • Explicarle a la víctima cuánto tiempo tiene para realizar los reclamos tanto  a nivel legal como civil.

 

  • Asesoría en lo concerniente a la reparación del vehículo y la indemnización que se recibirá por los daños que le hayan sido causados. Asimismo, si el accidente implica la pérdida total del vehículo debido a que se trató de un siniestro, este le explicará cómo se realiza el proceso de reclamo tanto del valor venal, como  el de afección que posee el vehículo.

 

El valor venal del vehículo es el precio que este posee en el mercado, mientras que el valor de afección consiste en un pequeño incremento que puede variar de un 30 a un 50% más que el valor venal que tiene el coche.

 

  • Asesorar durante la firma de un contrato de amistad entre las dos partes involucradas en el accidente, verificando que las cláusulas estipuladas sean las más beneficiosas para ambos implicados.

Deja un comentario